Siria no está

“En la noche 343 Sherezade empezó a contarle al sultán: … No se podía distinguir nada en las tinieblas, porque la oscuridad había espesado sus sombras sobre la llanura; pero de pronto se hizo un gran resplandor por Oriente, y en la cima de la montaña apareció la luna,...

Con el simple roce de un puñado de deseos vulgares puede romperse la más bella cristalería de deseos heroicos.

Read more

La porquería se tapa con más porquería y encima se plantan flores.

Read more

Al fin, la economía – el poder- es la que rige la vida y condiciona la paz.

Read more