Las otras manadas de la India

Mujer, no eres sólo obra de Dios; los hombres te están creando eternamente con la hermosura de sus corazones, y sus ansias han vestido de gloria tu juventud. Por ti labra el poeta su tela de oro imaginario; el pintor regala a tu forma, día tras día, nueva...

Decir sí, cuando queremos decir no, es uno de los defectos más comunes en nuestra vida.

Read more

A veces, un hilo transparente separa la realidad del sueño.

Read more

Perdonar a los asesinos no es olvidar aquel calvario pasado.

Read more