Siempre llueve y escampa

Casualidad o no, todos los años llueve en Semana Santa. Con serenidad, esperamos las lágrimas de los sevillanos, malagueños o vallisoletanos que se restriegan los ojos ante la imposibilidad de sacar sus pasos llenos de flores y velas. La verdad es que es mala suerte....

“La experiencia es una llama que no alumbra sino quemando”.

Read more

No se puede cambiar todo de un día para otro, pero la esperanza es un sueño que se derrama como un aire fresco que impregna con su limpieza la melancolía que llena los bancos vacíos de los templos.

Read more